7 1/2 síntomas innegables de que debe renovar su logotipo

En Logorapid hacemos logotipos. Muchos logotipos. Y una gran parte de nuestros proyectos de diseño de logotipos son rediseños: empresarios que ya tienen un logotipo que están usando, y se plantean la posibilidad de renovarlo.

Hay muchas razones posibles para decidir rediseñar un logotipo. Y también hay muchas dudas sobre la necesidad de hacerlo, la conveniencia, y el riesgo de que el rediseño no vaya bien.

Vamos a revisar estas razones, y también a despejar algunas dudas.

Es hora de rediseñar su logotipo, si cuando lo ve un cliente…

1. Ve otro nombre de empresa

No hay muchas opciones: si cambia el nombre de su empresa, debe cambiar el logotipo. Puede rediseñarlo, actualizarlo, o simplemente cambiar el texto, como prefiera. Pero debe modificarlo.

2. Cree que hace una cosa distinta de la que hace realmente

…o que solamente hace una parte de su actividad real.

Muchas veces, los logotipos incluyen una indicación de la actividad de la empresa. De hecho, una de las recomendaciones en el diseño de logotipos es que explique algo acerca de la empresa. Pero si esa actividad cambia, o si el diseño es demasiado restrictivo, el logotipo puede explicar una historia que (ya) no es real. Si esto pasa, ha llegado el momento de renovarlo.

3. Automáticamente supone que hace lo mismo que 10 años atrás

Las empresas cambian: nuevas personas, nuevos productos, nuevas tecnologías, nuevas líneas de negocio… La imagen debe cambiar también, o la percepción del cliente se puede quedar ligada a la de la época en la que conoció el logotipo.

4. Al día siguiente ya no se acuerda

Una función principal de su logotipo es que sus clientes le recuerden. Pero hay logotipos aburridos, sosos, indiferenciados, que nadie recuerda. Si está pasando esto, necesita un rediseño radical, crear un logotipo que destaque, que llame la atención, que se recuerde, y que borre esa sensación de aburrimiento que transmite.

5. Le confunden con un competidor

A veces, para destacar el hecho de que la empresa está en un sector determinado, se usa un simbolismo o un estilo muy común en el sector. Muy fácilmente se parecerá al logotipo de un líder de su sector. O puede ser que premeditadamente se haya creado un logotipo muy parecido, en un intento de mimetizar al líder.

En el momento en que esto es un problema y no una ventaja, debe cambiar su logotipo.

6. Se lleva una mala impresión

Si el logotipo es malo, si está mal hecho, le está robando ventas. Debe cambiarlo, punto.

El problema suele ser que ese logotipo lo ha creado el propio empresario, con lo que tiene un apego emocional especialmente fuerte. Además, se da el fenómeno de que, cuanto más tiempo estamos asociados a un logotipo, menos le vemos las faltas.

Es importante pedir la opinión de personas externas, que no estén condicionadas por el apego ni por la familiaridad. Si le dicen que cambie el logotipo, hágalo – los clientes no se lo dicen, simplemente se van a la competencia.

7. Le toman por “la vieja guardia”

Las empresas que eran importantes hace 30 años, tenían logotipos de hace 30 años, y proyectaban la imagen de una empresa competitivas de hace 30 años. Si su logotipo tiene 30 años, la imagen que invoca automáticamente es la de una empresa que era buena hace 30 años y que no se ha renovado… Sabe mal, pero ha llegado el momento de renovarlo.

7 1/2 . Quiere que vea un cambio

(Este no es realmente un síntoma, sino una razón para renovar el logotipo sin tener síntomas)

Un cambio en el logotipo manda un mensaje fuerte de renovación, que puede ser muy interesante por sí mismo. Si quiere transmitir un mensaje fuerte de cambio, de adaptación a los tiempos, de modernidad, pero no tiene nada mejor que mostrar, una opción puede ser renovar su imagen y darle mucha difusión.

Además, el cambio de imagen es una excusa excelente para contactar a sus clientes y establecer una conversación. Lo puede aprovechar para hablarles de la nueva empresa, hacer (o renovar) una promesa, restablecer una comunicación…

Cómo renovar la imagen sin correr riesgos

Una vez identificadas las posibles razones que mueven a rediseñar un logotipo, vamos al segundo punto: las dudas de si será conveniente. Suelen ser estas:

  • ¿Me gustará el nuevo logotipo?
  • ¿Gustará a mis clientes?
  • No podemos renunciar al logotipo que hemos tenido durante XX años, es nuestra esencia
  • ¿Y si se piensan que somos otra empresa, que hemos cerrado?

Veámoslas una por una.

¿Me gustará el nuevo logotipo?

Si lo diseñamos nosotros, está garantizado por la misma metodología que seguimos: le presentamos propuestas, pero usted decide cuál se queda, si quiere más, qué cambios quiere hacer, y cuándo está terminado. No tiene ninguna obligación de quedarse con nada que no le convenza, y nuestro compromiso es crear su nuevo logotipo, nos lleve el trabajo que nos lleve.

¿Gustará a mis clientes?

Sí. Nosotros nos aseguraremos de que el logotipo que creemos sea comercial, que sea adecuado para su empresa. Lo que faltará es que los clientes se acostumbren a verlo, y eso viene con el tiempo, con la familiaridad. Con que lo vean unas cuantas veces, ya se habrán acostumbrado, verán una imagen más moderna, y les habrá transmitido el mensaje de renovación.

No podemos renunciar al logotipo que hemos tenido durante XX años, es nuestra esencia

No hace falta. Cuando se trabaja mucho tiempo bajo un logotipo, se asimila esa imagen como algo propio, y cambiarla puede generar rechazo, en el empresario, trabajadores, proveedores y clientes. Pero el objetivo no es cambiarla, sino renovarla: crear una imagen moderna, actual, pero manteniendo los elementos principales de la imagen anterior. Color, simbolismo, estilo, detalles muy concretos…

Lo primero que hacemos en un proyecto de rediseño, es estudiar cuáles son los elementos que identifican el logotipo, qué se quiere conservar, y hasta qué punto se puede modificar; cuáles son los que hay que cambiar; y cuál es la imagen que se quiere proyectar. Este método garantiza que el nuevo logotipo mantendrá una continuidad con el anterior, con el grado de parecido que se haya decidido.

¿Y si se piensan que somos otra empresa, que hemos cerrado?

Esta es otra razón para rediseñar un logotipo en lugar de hacerlo nuevo. Los clientes se acostumbran a una imagen, reconocen enseguida a la empresa. Un rediseño transmite una imagen de cambio – un rediseño radical puede llevar a la conclusión de que la empresa ha cambiado tanto que ya no es la misma: la deben de haber vendido, ha cambiado de sector, o vaya a saber qué.

Es importante no romper la relación entre la imagen y la empresa, y esto se hace manteniendo una continuidad entre la imagen anterior y la nueva. Manteniendo la esencia del logotipo y de la imagen, pero revisando el resto. Evolución, no revolución.

¿Quiere actualizar su imagen? Déjenos ayudarle

En Logorapid somos especialistas en rediseñar logotipos. Vamos a estudiar su empresa, su competencia y sus clientes, su imagen actual y lo que la identifica, la imagen renovada que quiere proyectar, y vamos a crear un logotipo moderno, profesional, atractivo, que ayudará a sus clientes a recordarle y le dará una ventaja a la hora de vender.

Y una vez rediseñado su logotipo, podemos ayudarle a extender esta renovación a toda la empresa: realizamos el rediseño de su papelería comercial y administrativa, todo su material promocional (folletos, carteles, catálogos), rotulación, publicidad… Y toda la parte online: web, tienda online, marketing, newsletter y redes sociales…

Si está pensando en actualizar su imagen, si cree que ha llegado el momento de renovar la manera como le ve el mundo, hablemos. Mándenos su logotipo y explíquenos sus impresiones, y le mostraremos las opciones que tiene para dar un nuevo aire a su empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *