Propósitos para el año nuevo de su empresa

Se acerca el final del año, está a punto de empezar un nuevo periodo, y todos hacemos un repaso de cómo ha ido este año y lo que queremos cambiar para el próximo: queremos ir más al gimnasio (“de este año no pasa”), pasar más tiempo con nuestros hijos, estar más pendientes de nuestra pareja…

También en la empresa: es un momento adecuado para repasar lo que se ha hecho bien y mal, lo que se puede mejorar, y lo que se puede hacer nuevo. Y además podemos encontrar propósitos que sean realizables (no como lo del gimnasio…)

Recuerde que los propósitos deben cumplir unas condiciones: ser importantes (han de tener un efecto real), excitantes (tienen que valer la pena, ser interesantes), factibles (sin ser Superman, dentro de nuestras habilidades y nuestros recursos), claros (muy bien definidos, sin dudas), y medibles (tenemos que saber si hemos llegado o no, y cuánto nos falta). Si cumplen son estas 5 condiciones, entonces vale la pena plantearlos.

Le sugerimos 5 propósitos que casi seguro que serán interesantes.

1. Mejorar la comunicación con nuestros clientes. Comunicar más y mejor.

La comunicación con los clientes es fundamental: antes de que sean clientes, nuestra comunicación crea la imagen que se forman de nosotros. Durante la venta y la entrega, les ayuda a reafirmarse en su decisión. Después del uso, les fideliza y facilita que vuelvan a comprar. Cuanto más comuniquemos, y mejor, mejor será la captación de nuevos clientes, y la fidelización de los actuales.

¿Tenemos la web en condiciones? ¿Expresa lo que realmente queremos decir? ¿Podemos usar nuevos canales para hablar con nuestros clientes, como Facebook? ¿Hablamos regularmente con nuestros clientes, y les preguntamos qué les preocupa?

Quizás sería hora de hacer bien la web. Lanzar un Newsletter. Preparar algunas encuestas. Redactar un White Paper. Hacer un catálogo nuevo, mandar una postal, anticiparnos a la próxima temporada…

2. Dejar de apagar fuegos, empezar a arreglar cosas.

Es tan fácil dejarse llevar por el día a día, que arreglamos un problema lo suficiente para que deje de ser urgente y así podernos poner con el siguiente… el problema es que, si no se resuelven, luego reaparecen, y nos obliga a hacer otro arreglo provisional. Y la rueda gira, y gira, y gira…

Vale la pena dedicar un rato más al problema, ver qué es lo que realmente está fallando, y encontrar una solución definitiva. Si no, siempre estaremos apagando los mismos fuegos.

3. Establecer las prioridades. Poner el foco en las cosas importantes.

¿Sabemos quiénes son nuestros clientes? ¿Por qué nos compran? ¿Qué debemos cambiar para vender a otros clientes?

¿Qué es lo realmente importante para la empresa a largo plazo? Si dentro de 5 años, en pleno éxito, miramos para atrás, ¿qué destacaremos de lo que hemos hecho? ¿Qué será lo que nos habrá llevado al éxito, y qué lo que nos habrá distraído?

Hay que hacer lo urgente, pero no podemos dejar lo que es importante, porque es lo que nos hará mejores mañana.

4. Preocuparnos más de nuestra gente.

Las personas son lo que hace una empresa, no las máquinas ni los proyectos. Su cuidamos bien de ellos, lo devolverán con creces. Los empleados necesitan un sueldo, pero también seguridad, apoyo, atención, respeto, trabajar en unas condiciones dignas… Y, cuando todo esto está cubierto, un reto, un objetivo, trabajo en equipo, la posibilidad de aportar algo más.

5. Hacer algo de vacaciones, de una vez…

Para autónomos: hey, ya sabemos que tú eres la empresa, si paras tú se para todo. Pero no se puede trabajar siempre, en algún momento debes descansar, y dejar descansar a tu familia.

Para ejecutivos: venga, seguro que se pueden apañar unos días sin que estés revisando el correo en tu Blackberry o leyendo informes. La empresa sobrevivirá sin ti, tómate un descanso.


No le podemos ayudar a ir más al gimnasio, pero sí con algunos de los otros propósitos. Le podemos ayudar a definir mejor el mensaje que proyecta a sus clientes, a expresarlo en la web y en todos sus materiales de comunicación, a establecer medios y canales para hablar mejor con sus clientes.

 

Logorapid es un estudio online de diseño gráfico, web y marketing online. Podemos cubrir todas sus necesidades de diseño y comunicación, de una manera rápida, fiable, económica y personalizada.

One Response to Propósitos para el año nuevo de su empresa

  1. Decidir los pasos a seguir durante del año es la mejor manera de comenzarlo!.
    Muchas felicidades y que se cumplan los 5 puntos que marcaron! (sobre todo las vacaciones ajajaj)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.