La importancia de la imagen de marca en el éxito de un negocio

Importancia de la marca

¿Estás pensando en empezar un negocio? Entonces esto te interesa. Es probable que ya tengas una idea genial (si no la tienes, no te preocupes, hay montones de ideas de negocios rentables que puedes considerar).

Vamos a suponer que ya tienes la idea. Conoces el producto o servicio. Conoces el mercado. Tienes un gancho para venderlo, algo que hará que tu cliente ideal lo quiera.

¿Que te falta? ¿Qué es lo siguiente en lo que debes pensar?

¡Debes crear tu marca!

Sí, ya, qué voy a decir si me dedico al branding, y bla bla bla.

Pues te voy a decir, la marca es más importante que tu idea, que seas experto, o incluso que tengas clientes. Porque la marca (lo que transmites, no el logotipo) es lo que hará que tus clientes te compren. Y cuesta mucho crearla, y aún más cambiarla cuando ya está establecida.

¿No eres lo bastante experto? Aprendes. ¿La idea no es lo bastante buena? La trabajas, o buscas otra. ¿Tus clientes no te sirven? Buscas otros, contratas a un comercial.

¿Tu marca no te sirve? Ah, amigo, ahí tienes un problema. La marca está presente en todo lo que haces – cambiarla, o modificarla, afecta a todo lo que haces. A los clientes nuevos, y a los actuales. A los nuevos productos, y a los actuales. Cambiarla es caro, lento y arriesgado. Más vale que la hagas bien desde el principio.

Para reforzar la idea, te doy cuatro pinceladas (bueno, ocho) de por qué es tan importante tu marca. Y no me refiero sólo al logotipo, me refiero a todo lo que comunicas: imagen, personalidad, tono de voz, conceptos, autoridad… Aunque todo empieza por la parte más visible, la identidad corporativa, y luego se va elaborando y construyendo sobre eso.

8 cosas que debes saber acerca de tu marca

1) Tu marca habla mucho de ti: es lo primero que ve tu cliente, y lo que más recuerda

Como decía Coco Chanel, no hay una segunda oportunidad para dar una buena primera impresión. Si la primera noticia que tiene tu cliente de ti es desagradable, se va a quedar con esta idea. Tu marca (imagen y reputación) es lo que hace que esa primera impresión sea buena.

2) La marca va ligada a la reputación

La marca tiene dos partes: imagen (que tú controlas) y reputación (que también controlas, pero indirectamente, a través de tus clientes y de la sociedad en general). Y no son independientes: una buena imagen ayuda a tener una buena reputación.

3) La marca explica una historia

¿Has oído eso de que las personas somos racionales? ¡Narices! Somos emocionales, nos encantan las historias dramáticas con final feliz. Si tu marca explica una historia, los clientes lo apreciarán y la asociarán con la marca. Si no… también asociarán una historia, pero será muuuy aburrida.

4) La marca se viste con tu ventaja competitiva

La marca no consiste sólo en un nombre y un logotipo bonito. La marca transmite un mensaje, que se basa en tu ventaja competitiva, en tu propuesta de valor, en tu diferenciación… La marca explica en un instante por qué eres importante, por qué te deben hacer caso. Si no, entonces es una marca vacía.

5) Tener una marca es profesional

Una imagen bien diseñada es profesional. Aunque seas el contratista o el freelance más pequeño, si quieres que te vean profesional, no basta con serlo, además debes parecerlo – necesitas una marca bien hecha.

6) Tú tienes una marca, aunque no la hayas creado

¿Recuerdas que marca = imagen + reputación? Siempre, siempre, siempre tienes una marca. Y también tienes una imagen. O la construyes tú, haciendo bien el trabajo que hay que hacer, o saldrá como salga… Normalmente mal.

7) La marca te ayuda a vender, y a vender otra vez

Si das una buena primera impresión, venderás más que si esa primera impresión es mala. Y si la experiencia de compra y de uso es buena, la imagen de marca mejorará, y volverás a vender, más fácilmente, a los mismos clientes y a otros.

8) Tu marca representa algo

Decía que las personas somos seres emocionales… En el caso de las marcas, las asociamos inconscientemente a valores: BMW es la emoción de conducir, Coca-cola es la alegría de vivir, Apple es tecnología pija guay, Cartier es lujo desenfrenado…

Los clientes escogen productos no sólo por su utilidad, sino por lo que dicen de ellos mismos – escogen productos asociados a valores con los que se identifican.

Tú puedes decidir qué valores representa tu marca. Puedes apropiarte de una idea, asociarte a un valor, y disfrutar de una clientela motivada y fiel.

¿Te he convencido?

Si no, deja un comentario con tus dudas, intentaré aclararlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *