Cómo elegir el merchandising para tu nuevo logotipo

Merchandising personalizado

Has terminado el diseño de tu logotipo. ¡Felicidades! Ha costado, vaya si ha costado… Atrás quedan las revisiones, dar feedback al diseñador, buscar ejemplos de lo que quieres, revisar el más mínimo detalle…

Ahora ya está. Ya tienes tu logotipo, con su paquete de archivos, el manual de marca, incluso la tipografía. Ahora toca empezar a usarlo. Y que cause impacto, que para eso te has regalado un logotipo impresionante.

Para causar impacto, más allá de diseñar unas tarjetas molonas o una web moderna, lo que realmente impresionará a tus clientes, es un buen regalo. Puede ser algo tan sencillo como un bolígrafo con tu logotipo grabado – pero también puede ser mucho más.

Los regalos de empresa personalizados van de lo muy sencillo a lo muy elaborado. Desde un bolígrafo hasta una obra de arte. Aunque si quieres dar muy buena impresión y al mismo tiempo mantenerte dentro de un presupuesto normal, puedes recurrir a una empresa de regalos personalizados (merchandising).

Los ejemplos que voy a mostrar son de una web que me parece especialmente interesante, donde puedes comprar regalos publicitarios (no cobro comisión, por cierto).

Lo primero que debes ver es que hay una gran variedad de productos disponibles, incluyendo cosas tan sorprendentes como drones (sí, de los que vuelan) o smartwatches. 

Si vas a escoger un regalo, entra en la web y explora. Mientras vas viendo las opciones, ten en cuenta estos criterios.

1) Piensa en la distribución que le vas a dar. No es lo mismo un objeto para regalar en una feria, como una bolsa personalizada (de la que regalarás miles de unidades), que un regalo para tus mejores clientes (o el director de tu banco).

2) Piensa también el efecto que provocará ese regalo. Puede ser percibido como un detalle, o como un intento burdo de sobornar a un cliente. Debe haber una relación entre la calidad del regalo y la importancia de la persona que lo va a recibir.

3) Imagina cómo va a quedar con tu logotipo. Según la forma del logotipo, o los colores, es posible que no puedas escoger algunos soportes concretos. Si tu logotipo no se puede representar en un solo color (algo que no debería pasar nunca – pero pasa), no podrás pedir el típico bolígrafo grabado. O si es muy cuadrado, posiblemente no lo podrás poner en una cinta impresa.

4) En ciertos materiales puedes pedir impresión por sublimación. Es un tipo de impresión que da unos colores muy nítidos, da una imagen de gran calidad. Por ejemplo, en tazas, o bolsas de tela.

5) Si quieres causar el máximo impacto, regala algo que sea muy útil y de uso frecuente. Mis favoritos son las tazas (yo siempre tengo una al lado llena de café), o las botellas publicitarias, ideales para deportistas y personal de oficina (realmente para cualquiera que beba durante el día – o la noche). O una libreta – los que todavía tomamos notas en papel las adoramos.

6) O si quieres causar la máxima impresión, regala algo sorprendente, como un paraguas o un altavoz.

Altavoz personalizado

7) Si el soporte es lo bastante grande, no te limites al logotipo, pon más contenido: slogan, frases llamativas, otros gráficos decorativos… Prepara un diseño impresionante, que llame mucho la atención.

8) Llegados al momento de hacer números, cuenta lo que te puede costar por unidad y el beneficio que te puede reportar (en forma de pedidos, contactos o simplemente prestigio). Y si el importe total es demasiado alto, simplemente haz un pedido más pequeño, sabiendo que lo repetirás antes.


Espero haberte dado varias ideas interesantes para usar tu nuevo logotipo y causar una buena impresión entre tus clientes, más allá de dar tu tarjeta de visita.

Feliz día,

Xavier Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *